¿Cómo lidiar con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad?

El TDAH o trastorno por déficit de atención con hiperactividad, es un síndrome que afecta el desarrollo neurológico de niños y adultos, perjudicando capacidades conductuales como la atención y el autocontrol. Aquellas personas que deben lidiar con el diagnóstico tienen dificultades para desenvolverse correctamente en el círculo social, cumplir con actividades escolares o las rutinas en la oficina del trabajo.

Foto recuperada de “www.hch.tv”

El síndrome no sólo está asociado al poco control del comportamiento, en algunos pacientes también se evidencian desequilibrios emocionales y deficiencias de aprendizaje que, con el paso del tiempo, afectan la sana realización de las actividades diarias.

Una vez que un paciente es diagnosticado con TDAH, surgen muchas dudas sobre el tipo de crianza que debe practicarse con los más pequeños y las atenciones que requieren de los adultos. Porque todo empieza desde la infancia, aquí se encuentran algunas recomendaciones básicas para lidiar con el trastorno en niños, y así mejorar la calidad de vida a futuro de aquellos que lo padecen.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad en niños

¿Cómo saber si un niño tiene el trastorno por déficit de atención con hiperactividad?

Foto recuperada de “www.rtve.es”

El TDAH es un síndrome que puede evidenciarse desde los primeros meses de vida, algunos bebés se muestran más hiperactivos de lo normal: duermen muy poco, se irritan con facilidad, evitan los alimentos y lloran constantemente a la hora de comer.

Cuando se llega a la edad de escolaridad entre los 2 y 5 años, son más inquietos que el resto, les cuesta prestar atención a actividades básicas como jugar y empiezan los retos de crianza cuando demuestran descontrol y sus primeros comportamientos impulsivos. Por ello, ante cualquier alerta, la recomendación es acudir a un centro de salud que permita certificar el estado de salud de los niños.

ATENCIÓN: Es indispensable que se realicen estudios clínicos para confirmar el diagnóstico antes de iniciar cualquier tratamiento y rutina de crianza. ¿Por qué? No todos los niños que presentan los síntomas antes mencionados tienen TDAH.

¿Cómo lidiar con niños que tienen TDAH?

Para la familia, lidiar con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad es un reto que debe asumirse con paciencia ya que deben incluirse dinámicas especiales para beneficiar la crianza y facilitar la interacción social dentro y fuera del hogar. Por ello, una vez que se confirme el síndrome, la primera recomendación es documentarse sobre el TDAH para saber cuál es su origen y cómo afecta la salud de los pequeños.

Luego de ello, crear soluciones para los síntomas que afectan su día a día. Por ejemplo:

1. Herramientas para recordar las actividades de la rutina

Foto recuperada de “www.batavia.es”

Para iniciar una rutina, es necesario entender que los pacientes tienen dificultades para concentrarse, por ello, son propensos a que les olviden las tareas escolares o las normas del buen comportamiento.

En estos casos, es importante evitar los castigos y recordar constantemente cuáles son los deberes. ¿Cómo hacerlo? Para los niños en edad escolar, habilitar una pizarra de tizas o acrílicas que tengan anotadas todas las tareas a realizar.

Para mayor efectividad, añadir la hora de cada actividad junto a un reloj de gran tamaño para tener una guía y ser independientes. Estos pueden ubicarse en su habitación de dormir o en el espacio donde pase la mayor parte del tiempo para que lo consulte tantas veces como lo requiera.

Para los bebés que se encuentran en etapa de aprendizaje verbal y desarrollo de habilidades motoras, se sugiere repetir las acciones a realizar tantas veces como sea necesario hasta que puedan concretarlas con éxito.

Olvidar las tareas es una consecuencia que está relacionada directamente a la falta de atención, por ello, lo importante de esta acción es que el pequeño no se sienta culpable por descuidar las actividades y cuente con herramientas necesarias para recordarlas.

2. Premiar las buenas conductas

Foto recuperada de “www.eresmama.com”

Tratar de concentrarse y seguir instrucciones es una tarea que frustra las emociones de un paciente con trastorno por déficit de atención con hiperactividad. La solución para evitar que esto afecte su autoestima es premiar las buenas conductas. ¿Cómo hacerlo?

  • Premiarlo con los juguetes y muñecas que desea.
  • Accesorios para disminuir la ansiedad como el spinner.
  • Meriendas preferidas.
  • Películas.
  • Disfraz favorito.
  • Tocar un instrumento musical.
  • Jugar en el parque.

3. Agendar diversas actividades para el día

Foto recuperada de “www.elcomercio.pe”

Una de las principales metas que deben trazar los padres de niños con TDAH es hacer que los pequeños se sientan útiles. Para ello, es importante agendar diferentes actividades en su rutina que les permita desarrollar su creatividad y concretar tareas específicas.

Entre las herramientas a utilizar se encuentran los juguetes didácticos que también los ayudarán a desarrollar habilidades motoras. ¿Cuál es el mejor? Todo dependerá de las capacidades del infante.

Al principio, será necesario experimentar con diferentes juegos, una vez que se encuentre el que llame su atención, es tarea de los padres acompañarlos en cada paso hasta que logren terminarlos por completo.

Otras opciones para el día a día son actividades al aire libre como:

  • Andar en bicicleta.
  • Practicar natación.
  •  Buscar tesoros en la arena.
  • Juegos de disfraces con materiales reciclables.

4. Mejorar el ambiente

Foto recuperada de “www.casitaazul.com.pe”

El principal factor de cambio que permitirá mantener una crianza saludable para niños con TDAH es el ambiente de su entorno. Para mejorarlo, no sólo los padres deberán adaptarse a la situación, todos los integrantes de casa tienen que:

  • Conocer las ordenes, horarios y responsabilidades del paciente para ayudarlo a concretarlas en caso de que presente dificultades.
  • Identificar los premios que están permitidos, brindárselos en caso de cumplir con tareas y mejorar su conducta.
  • Saber cuáles son las costumbres al momento de hablar o pedir ayudar.
  • Educarse sobre cuáles son los pasos por seguir en caso de que el niño presente comportamientos impulsivos de rabia.

Para los pacientes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad la familia es la base más importante de su desarrollo, por esto, cada integrante deberá estar informado cuáles son los pasos por seguir para cumplir con éxito la terapia en casa y también pueda sentirse en compañía de todos sus seres queridos cuando no pueda controlarse.

Para los niños, los padres son guías educativas para aprender a sobrellevar el día a día junto al síndrome, mantener un comportamiento adecuado e integrarse de manera correcta al entorno social. Por ello, poner en práctica estas recomendaciones junto al tratamiento médico será beneficioso para relajarse y tener días más satisfactorios.

Quizás te puede interesar: Recetas para niños: Platos apetitosos con vegetales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *