Ventajas y desventajas de comprar un seguro para el hogar

Adquirir una vivienda es un logro que requiere de mucho esfuerzo y sacrificio, por eso es necesario tomar en cuenta todas las precauciones necesarias para cuidar de esta inversión. La mejor forma de hacerlo es contratar un seguro para el hogar, que brinde el respaldo y la seguridad que se requiere para disfrutar y sacarle mayor provecho a este indispensable espacio.   

A groso modo adquirir un seguro, ya sea de vida, automovilístico o en este caso para el hogar, consiste en proteger económicamente tanto a los usuarios como a terceros frente a contingencias que puedan ocurrir.  

seguro para el hogar

Imagen recuperada de “www.grupohib.com”

Antes de entrar en detalles sobre los pro y contra que acarrea un seguro, es importante que conozcamos algunos términos básicos sobre las coberturas o alcances de los seguros de viviendas. Estos pueden solicitarse en conjunto o por separado; se pagan anualmente por medio de la prima, que depende de los riegos y servicios.  

  • Continente: Se refiere a que cubre todos aquellos daños estructurales que puedan ocurrir en el hogar, es decir, paredes, techo, garaje, etc.  
  • Contenido: Cubre todo lo que se encuentra dentro de la vivienda: mueblería, ropa, electrodomésticos, entre otros. 
  • Responsabilidad civil: Se encarga de cubrir aquellos daños ocasionados por terceros, como por ejemplo inundaciones.  

¿Cuáles son los beneficios de adquirir un seguro para el hogar? 

Ahorro a largo plazo  

Debido a los altos gastos que acarrean resolver todos los inconvenientes relacionados con incidentes en las viviendas, tener un seguro representa un gran ahorro y evita tener que desembolsar grandes cantidades de dinero en el momento menos adecuado. De esta manera, se puede utilizar ese dinero en otras situaciones que necesiten solución, como el pago de alquiler o gastos médicos.  

Respaldo ante siniestros 

La mayoría de los seguros para el hogar cuentan con una póliza que cubre en caso de siniestros que van desde robos hasta desastres por accidentes como incendios o desastres naturales como terremotos, inundaciones, huaycos, entre otros. 

Esto representa un gran beneficio, porque significa que un porcentaje representativo de los gastos que implica la reposición de los bienes estarán cubiertos, lo que significa que los afectados se estarán ahorrando una molestia menos que se traduce en un poco de tranquilidad para lidiar con los infortunios físicos y psicológicos que el siniestro ocasiona.  

Imagen recuperada de “www.indicepolitico.com”

Alimentos dañados por fallas del refrigerador 

En caso de que la nevera o congelador se dañe por alguna falla interna o por apagones eléctricos, el seguro suele cubrir o indemnizar un porcentaje de los alimentos que se hayan perdido. 

Inmediatez de la solución 

Debido a que las reparaciones dependen de la agencia aseguradora, no es necesario esperar a que el usuario tenga la disponibilidad económica para resolver el problema con la mayor rapidez, para así evitar otras complicaciones. 

Resolución de problemas cotidianos 

Vidrios rotos, goteras, tuberías dañadas entre otros problemas cotidianos, son cubiertos por la mayoría de los seguros, en su totalidad o un porcentaje que aliviana la carga. 

Imagen recuperada de “www.hogarmania.com”

Tranquilidad ante robos 

En caso de que el usuario o su vivienda sufra de robo o hurto, los seguros para el hogar en su mayoría cubren las perdidas por medio de indemnización o reparando los daños generados tras el incidente.  

Si el robo ocurre fuera de la vivienda y se han certificado los productos, como por ejemplo un teléfono inteligente de última generación o computadoras portátiles, también pueden ser cubiertos, pero esto depende de cada empresa.  

Accidentes con mascotas 

Si la mascota de la familia muerde o genera algún daño a algún tercero, la empresa aseguradora cubre sus gastos médicos y cubre el costo de algún conflicto jurídico que pueda generarse. 

¿Qué desventajas puede traer asegurar la vivienda? 

  • Si bien el seguro cubre todas las reparaciones que deben hacerse a la estructura, es la misma compañía la que elige a la persona o empresa que realiza los arreglos, por lo que no se tendrá la opción de seleccionar a una persona de confianza que este familiarizado con la vivienda.  
  • Aunque a largo plazo puede significar un gran ahorro, en ocasiones el pago de las primas puede tener un costo alto. Para evitar esto, algunas aseguradoras han creado planes de pago que se adaptan al presupuesto de cada usuario. 
  • En ocasiones los servicios de atención al cliente suelen hacer que el proceso se vuelva un poco engorroso, ya que no brindan la información de forma clara y completa, ni se muestran empáticos ante los clientes. Pero muchas empresas se enfocan en ofrecen un excelente servicio de atención.  

Imagen recuperada de “www.merca20.com”

Recomendaciones para hacer el cobro del seguro 

  • Debe tenerse a la mano un inventario de todos los productos que se encuentren en la vivienda con su valor estimado, para esto es recomendable guardar las facturas de cada compra. 
  • Del mismo modo deben tomarse fotografías que sirvan de respaldo para presentar a la aseguradora en caso de algún inconveniente. 
  • Es importante tener a la mano los datos y documentos sobre: dueño de la vivienda, valor de la vivienda, tipo de vivienda, uso del domicilio, así como también el tipo de construcción. 
  • La última pero quizás la más importante es siempre hacer la declaración con la verdad. 

La decisión de adquirir o no un seguro para el hogar, deben hacerse con mucha responsabilidad, sopesando las ventajas y desventajas que pueda traer tanto a corto como a largo plazo. 

Quizás te pueda interesar: Asistentes virtuales para el hogar: la tecnología llega a todos los espacios

One Comment

  1. Pingback: Smart Home, lo que se necesita para tener un hogar inteligente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *