Sábanas de algodón y otros consejos para tener un descanso reparador

Edredón, colcha, almohadas con sus respectivas fundas, sábanas de algodón… cuántas piezas son necesarias al vestir la cama, y ¿Cómo no? si esta es el mueble central de la habitación principal y es necesario adecuarla de forma correcta no solo para darle estética a la recámara si no porque cada elemento que añadas influirá en tu buen descanso.

Descubre algunas tendencias decorativas, los materiales más apropiados y los beneficios de dormir correctamente. 

Adecúa tu lecho con sábanas de algodón y demás elementos que te ayuden a soñar

¿Qué tanto sabes acerca del sueño? Hay muchos datos interesantes alrededor de esto. Conoce aquí 10 curiosidades de dormir:

  1. La falta de sueño puede hacer que experimentes más hambre de lo normal. De aquí radica la importancia de dormir bien siempre, incluso si estás llevando una dieta balanceada.
  2. Las personas que duermen de 6 a 7 horas todos los días, viven más tiempo y gozan de mejor salud en general.
  3. Los seres humanos podríamos durar dos semanas sin comer, pero apenas 10 días sin dormir.
  4. A los 5 minutos de despertarnos el 50% de los sueños se olvidan. Por eso, muchas personas realizan la actividad de escribir lo que acaban de soñar apenas se despierta.
  5. Las personas ciegas logran ver imágenes en sus sueños.
  6. Sólo soñamos con rostros que ya hemos visto. A veces el cerebro guarda fotogramas de personas que ves así sea por 1 minuto y se guardan en tu memoria.
  7. Existen sujetos que duermen con los ojos abiertos, seguro los has visto.
  8. En promedio dormimos 1/3 de nuestras vidas.
  9. Los sueños en blanco y negro también son comunes, cerca del 12% de las personas los experimentan. ¿Los has tenido?
  10. ¿Sabías que existe la fobia a dormir? Sí, se llama somnifobia.
Sábanas de algodón
Imagen recuperada de “www.pexels.com”

¿Por qué es tan importante dormir?

Dormir bien y lo suficiente es crucial en el bienestar de todos los seres humanos. Si tu calidad del sueño no es la óptima al día siguiente te vas a sentir cansadx e irritadx.

Ahora, si esta conducta persiste en tu cotidianidad tu salud física y mental empieza a decaer notablemente, sientes en la cabeza, desvanecimiento y te mueves y desempeñas más despacio.

Cuando tu descansas, tu cuerpo realiza diversas funciones reparadoras que son vitales en ti, a nivel biológico, hormonal y neuronal. La edad influye en las horas que necesitas para recuperarte a diario:

  • Un recién nacido debe dormir entre 16 y 18 horas al día.
  • En su primer año entre 10 y 12 horas por la noche y puede disfrutar de una siesta de tres a cinco hrs. durante el día.
  • A los tres años las siestas tan largas ya no son tan necesarias, pero en la noche es necesario que siga durmiendo entre 10 y 12 horas.
  • En la pubertad lo ideal es descansar nueve o diez horas, a esta edad la melatonina que es la hormona que envía la señal de ir a dormir se libera más tarde de lo habitual, por eso, los adolescentes están súper activos por la noche y les cuesta irse a la cama.
  • Los adultos necesitan dormir siete horas y media mínimo 6 para encontrarse en óptimas condiciones al día siguiente.
 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Salud y vitalidad 🟢 (@saludyvitalidad.tips)

Consecuencias de un descanso inadecuado

Dormir menos de lo recomendado no solo es un problema de cansancio. Hay consecuencias físicas bien estudiadas que puedes empezar a presentar.

Los más comunes son:

  • Más grasa corporal, quienes duermen menos de seis horas tienen posibilidades de tener sobrepeso.
  • Trastornos del apetito: Aumenta la grelina, es la hormona que hace que te dé hambre y empiezas a sentir ansiedad de consumir alimentos densos en calorías, especialmente azúcares y grasas.
  • Tu masa muscular disminuye, por eso parte de la rutina de los deportistas de cualquier disciplina es dormir bien, además porque de lo contrario su rendimiento al entrenar o competir también se reduce en gran medida.
  • Riesgo de diabetes: ¿te suena exagerado? Pues no lo es, la sensibilidad a la insulina es en pocas palabras la capacidad de tu cuerpo al procesar el azúcar. Cuando te vuelves resistente a esto, la glucosa en sangre se eleva por más tiempo y basta con una sola noche de insomnio para aumentar esta posibilidad.
  • Tu estrés estará a tope: este no es un secreto para nadie, cuando duermes mal al siguiente día te despiertas agotadx y de no controlarse o cambiar los hábitos al dormir con el tiempo, esto se convierte en ansiedad e incluso depresión.
  • Menos cerebro: la privación de sueño tiene efectos graves a largo plazo, por ejemplo, la pérdida de memoria, creación de recuerdos falsos, afecta ciertas funciones cognitivas como la atención y la toma de decisiones.
  • Se reduce la esperanza de vida hasta en un 12%.

Tips para mejorar la higiene del sueño

Cada vez son más las personas que sufren de insomnio, la psicoterapia es una manera eficaz de superar esta clase de problemas que están generando esa falta de sueño; sin embargo, puedes adecuar una serie de hábitos que te ayudarán a tener un descanso reparador:

  • Exponte al sol durante el día, esto ayuda a que tu reloj biológico se sincronice con la posición del sol, de manera que cuando se oculte sabrás que es el momento de prepararse para ir a descansar a casa.
  • No consumir sustancias estimulantes como la cafeína o bebidas energizantes después de las 6 de la tarde. 
  • Haz ejercicio antes del mediodía, estarás más activo durante la jornada.
  • Prepara el entorno en el que se duerme, verifica que sea cómodo y la temperatura a la que está no se sitúe en los extremos durante ningún momento de la noche. Ni demasiado frío, ni demasiado calor.
  • Establece un horario claro de sueño: adopta la disciplina de irte a dormir a determinada hora todos los días, sigue un calendario estricto en este caso, de la misma manera que te levantas a cierta hora para salir a trabajar debe ser en las noches. Con el tiempo empezarás a notar la diferencia.
  • Usa un colchón suave y una almohada ortopédica de alta calidad, estos son dos elementos esenciales para evitar el insomnio.
  • Usa recursos que fomenten el sueño de manera sana como escuchar podcasts, meditar o hacer yoga.

¿Cómo vestir tu cama? No basta solo con unas sábanas de algodón

Usa materiales de calidad, los textiles que visten tu lecho han de ser seleccionados exclusivamente sí o sí.

Elige tejidos de fibra natural como las sábanas de algodón ya que son piezas que estarán en contacto con tu piel, lo mismo aplica para almohadas y sus respectivas fundas.

La idea es crear una sensación de naturalidad y confort. En cuanto a mantas, edredones o colchas no las elijas tan pesadas, incluso si vives en una región de clima frío, existen materiales bastante suaves que brindan suficiente calor mientras duermes. La medida ideal de estas piezas, debe cubrir todo el colchón, de hecho, puedes optar por remeter el textil por debajo de la colchoneta.

La cantidad de cojines debe ser entre 4 y 5 y una o dos almohadas. Los primeros cumplen una función decorativa y es recomendable que los ubiques de mayor a menor tamaño, comenzando por los más grandes que van pegados al cabecero. Juega con los colores, texturas, lisos y estampados.

La elección del cabecero influye en la forma de vestir la cama. Usa un tono neutro y coordina los otros elementos. Si es de aquellos que están tapizados y son mullidos, apoyarse en él será confortable y además no vas a necesitar un montón de almohadas alrededor para descansar o recostarte sobre él.

Tés relajantes para dormir / sábanas de algodón
Imagen recuperada de “www.webconsultas.com”

Consejos para combatir el insomnio

El insomnio es un trastorno de sueño frecuente en cualquier edad, cada vez son las personas más jóvenes quiénes lo empiezan a sufrir.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca del 40 % de la población lo padecen y cuando se vuelve crónico es aconsejable buscar ayuda profesional y en lo posible evitar la automedicación que te hace muy dependiente y mejor optar por la natural como la valeriana, en esta segunda opción también debe ser previamente consultado por tu médico tratante.

No lograr dormir afecta de modo negativo tu vida, esto genera deterioro social y de otras áreas importantes. Se puede dar por muchas causas, entre ellas están:

  • Enfermedades metabólicas, hormonales, digestivas y cardiovasculares.
  • Problemas de salud mental como ansiedad, depresión o esquizofrenia.
  • Preocupaciones constantes por una o diversas razones en particular.

Ahora, ¿Cómo vencer este insomnio? Estos consejos te serán de gran utilidad y seguro dormirás como un bebé: 

  • Desconéctate por completo. Muchas veces tu cabeza se centra en los problemas que realmente en el momento no puedes solucionar y esto causa estrés uno de los factores principales para no lograr conciliar el sueño rápidamente.
  • Toma una ducha relajante con sales de baño antes de ir a la cama.
  • Cena de forma ligera y en pocas cantidades.
  • Apaga tu teléfono celular o déjalo lejos de ti y lee un poco antes de acostarse.
  • Acude a la respiración consiente. Técnicas como el 4-7-8 que consiste en inhalar en cuatro tiempos, mantener el aire en siete y expirar en ocho, te ayudará a pausar tu ritmo cardíaco y eliminar la ansiedad.
  • Acude a las infusiones naturales y plantas medicinales.
Linio Perú

Quizás te pueda interesar: Top 5: artículos para dormir como en las nubes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.