Tips para cuidar la piel de bebe en los primeros meses de vida

Mientras está en el vientre materno, la piel de bebé se encuentra acostumbrada a un entorno húmedo y de poca luz; pero al llegar al mundo, entra en contacto con diferentes agentes externos a los que debe adaptarse de forma paulatina. Es por esto que los padres deben tener una especial atención en su cuidado y buscar los productos indicados para ayudar a la desensibilización de la dermis del pequeño. 

Inicialmente, su piel suele ser muy vulnerable por lo que es normal que se observen zonas rojizas o pequeñas escamas. Todo esto se debe a la exposición al oxígeno del ambiente. Cada una de estas afecciones pueden alivianarse con pomadas, reduciendo la exposición al sol y ropa con la tela suave. 

La piel de bebé es mucho más delgada, lo que la vuelve más sensible a traumas, irritaciones e infecciones. Incluso tiende a sudar con más frecuencia, lo que se traduce en una mayor pérdida de agua. 

piel de bebé

Imagen recuperada de “www.tvcrecer.com”

¿Qué factores hay que tomar en cuenta para cuidar la piel de bebé? 

El momento del baño 

El baño es una parte importante del cuidado de los niños. En primer lugar, una razón afectiva, ya que ayuda a crear una buena relación de confianza y respeto con los padres, así como también logra colocar al pequeño en un estado de relajación que lo ayuda a dormir mejor. En segundo lugar, la higiene, ya que estos baños deben realizarse para eliminar la suciedad que se adhiere al bebé durante el día.  

Es necesario recordar que el primer baño debe realizarse luego de que la herida del cordón umbilical se haya curado, antes de esto, debe limpiarse al pequeño con toallas húmedas sin tocar el área. Los productos que a utilizarse deben estar libres de perfumes, con pH neutro e hipoalergénico (no produce alergias) de modo que no afecte el equilibrio natural de su piel. 

Cuando llega el momento del baño, es recomendable que el agua de la bañera esté a unos 37 grados centígrados y la habitación a unos 23 grados para que no se resfrié. Cuando se va a secar, se debe tener mucho cuidado con la toalla de baño para no lastimarlo, sino dar pequeños toques para evitar que se irrite. Además, hay que mantener atención en los pliegues de la piel (codos, rodillas, cuello), ya que si quedan húmedos pueden surgir hongos e irritaciones.  

piel de bebé

Imagen recuperada de “www.ioeilmiobambino.it”

 

Cambiar el pañal 

Lo más recomendado por los pediatras es cambiar el pañal en cada ocasión que el pequeño o necesite, ya que la composición química de la orina en combinación con los componentes del pañal, generan microorganismos que, con el pasar de los días, se pueden convertir en infecciones e irritaciones en la piel.

Sin embargo, si no se cambia el pañal por alguna razón, la limpieza se debe realizar con toallitas especiales o bañando al bebé. Toda el área de los pliegues debe quedar completamente libre de humedad, para luego colocar una capa de crema dermoprotectora que evita la pañalitis o algún tipo de irritación.   

Imagen recuperada de “www.cuidadoinfantil.com”

La ropa del pequeño  

La vestimenta debe adaptarse al clima de la época del año, si es temporada veraniega, la ropa debe ser ligera y de algodón; esto por la sensibilidad de la piel de bebé al sol. Lo recomendable es que se cubran los brazos, las piernas y la cabeza. Además, se debe ser cuidadoso de salir de casa entre las  10 am a las 3 pm, ya que en este rango horario los rayos UV son más penetrantes.  

Durante el invierno, debe abrigarse muy bien para evitar que se resfrié, usando también telas suaves y cómodas. Hay que recordar que un bebé en sus primeros meses de vida es más sensible al frío por lo que tal vez requiera más capas de ropa, pero siempre tomando en cuenta las reacciones del bebé.  

La ropa de los pequeños de la casa, sus mantas y el cubrecama deben lavarse con productos que no contengan perfumes ni químicos fuertes, que puedan generarle alergias o irritación. Además, debe lavarse por separado de los implementos de los demás integrantes de la familia para que no se contamine de bacterias que puedan causar daños en la piel.  

piel de bebé

Imagen recuperada de “www.bebesymas.com”

La piel de bebé es muy sensible y debe tratarse con especial cuidado para evitar daños. Todos los factores que lo rodean deben tomarse en cuenta para que pueda crecer sin ningún tipo de problema. De este modo, cuando el más pequeño de la familia crezca, va a tener una piel sana y sobre todo va a poder conocer nuevos ambientes sin temor a enfermarse.  

Quizás te pueda interesar: ¿Cómo preparar a la futura madre para la llegada del bebé?

3 Comments

  1. Pingback: ¿Cómo preparar a la futura madre para la llegada del bebé?

  2. Pingback: ¿Cuál es el Coche ideal para transportar a tu Bebé?

  3. Pingback: El ahorro mientras se realizan las compras de alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *