¿Cómo planificar una cheat meal?

Una Cheat meal puede traducirse como una “comida sin culpa”. Esta, ahora es una nueva tendencia que ha sido impulsada por nutricionistas y entrenadores personales para ayudar al organismo a llevar una vida saludable y al mismo tiempo, placentera.

Esta se refiere a un platillo de algo que esté totalmente fuera de lo establecido en la dieta. Es decir, una forma de romper las reglas en el plan nutricional que se lleva. Para algunos esto puede parecer un paso en retroceso, pero la verdad es que resulta positivo al momento de llevar un estilo de vida saludable sin la necesidad de sentir culpa.

Algunas de las ventajas que ofrece realizar una cheat meal durante los entrenamientos son:

  • Acelerar el metabolismo.
  • Regular el control del apetito.
  • Disminuir la ansiedad.
  • Poner en funcionamiento a la tiroides de una forma con medida.
  • Mejora el estado de ánimo.

5 Trucos para disfrutar una cheat meal sin remordimientos

1. Planifica cada una de tus comidas trampa

Si eres de aquellos que busca adelgazar o mantener su figura, lo recomendable es que comiences a realizar las cheat meal 1 vez cada 15 días. Dependiendo de tu metabolismo y lo bien que te vaya en la dieta, puedes hacerlo incluso una o dos veces a la semana.

Piensa con previa anticipación qué es lo que deseas disfrutar en esa comida en específico. Recuerda que solo será un platillo único y una vez termines este banquete, deberás continuar con tu rutina regular como acostumbras.

Dato: Es válido incluso comer una pizza y de postre disfrutar de un helado, todo siempre y cuando sea en este periodo de tiempo determinado.

2. Evalúa los alimentos de tu dieta regular

cheat meal

Imagen recuperada de “www.youtube.com”

Todo depende de cómo se encuentra establecida tu dieta. Si normalmente consumes pocos carbohidratos, el día de la cheat meal puedes incrementarlos sin llegar a un exceso. En caso que sea más bien baja en grasas, busca en ese día especial alimentos con mayores niveles de proteínas y grasas.

La comida trampa no necesariamente deben ser alimentos chatarra. Por ejemplo, si en la dieta tu nutricionista te recomendó bajar el consumo de queso o lácteos, una alternativa para disfrutar en ese día puede ser una pasta 4 quesos o una lasaña hecha en casa. Esta debe ser en algo que realmente te apetezca comer que pueda entrar o no de tu régimen de alimentación regular.

3. La hidratación es la clave

Imagen recuperada de “www.elconfidencial.com”

Durante y luego de ese día especial que te des a ti mismo, procura tomar mucha agua. Esto para que tu sistema evite la retención de líquidos. Recuerda que, mientras entrenas es importante ingerir suficiente agua para expulsar esas calorías adicionales durante el ejercicio y refrescar adecuadamente tu sistema.

4. Cuida tu alimentación un día antes

Imagen recuperada de “https://supermercadosaludable.com”

Si ya sabes el día y el momento preciso en el que la harás, entonces cuida tu alimentación el día anterior. Lo más recomendable es que comer pocas calorías e ingredientes lo más natural posibles; una opción acertada puede ser más proteína y vegetales ese día en todos los platos.

Procura realizar una rutina de ejercicios un día antes de tu comida trampa pueden ser actividades que te demanden mucho trabajo cardiovascular. Adicionalmente, como un incentivo a tus músculos realiza sesiones de pesas.

5. ¡No hagas trampa!

Imagen recuperada de “www.trifectanutrition.com”

Un punto clave de realizar este truco y mantener tu cuerpo en excelentes condiciones es que solo lo hagas 1 sola vez en el tiempo que te establezcas; ya sea cada 15 días o semanalmente. Lo importante aquí, es continuar trabajando la resistencia a las tentaciones y disfrutar de algún alimento que te guste mucho, pero de una manera dosificada.

Si decides realizar un día de cheat meal y al siguiente consumes un refresco o una dona, entonces cambiarás radicalmente el hábito de la buena alimentación. Mantén tu concentración en solo un día de disfrute y así, podrás tener los resultados que deseas.

Dato adicional: hay que evitar el consumo de bebidas alcohólicas como una comida trampa. Estas solo producen calorías vacías y no crean ningún efecto positivo en nuestro sistema para mejorar la condición física.

Disfruta de una comida sin culpas

Toma la oportunidad de probar este truco en la rutina que llevas. Disfrutar de algunos alimentos con mayor contenido calórico puede ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y a mantenerte estable en la dieta que llevas. ¿Conoces algunos otros trucos fitness? ¡Coméntalos aquí!


Quizás te pueda interesar: Mitos del fitness y verdades que todos deben conocer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *