Detalles para una boda minimalista

Una boda minimalista no es sinónimo de sencillez. Hay pequeños detalles que pueden hacer que sea todo un éxito y que refleje la personalidad y el estilo de los novios sin tener que gastar en excesivos arreglos o proveedores. 

Durante un largo tiempo, se ha demostrado que en la simpleza radica la verdadera belleza, y que no es necesario exagerar para dar una bonita impresión a los demás. Por eso, “menos es más”, es una frase que no pasa de moda y que se adapta a muchos aspectos de la vida, incluso a los matrimonios.

Imagen recuperada de “www.media.brides.com”

Los 5 aspectos más importantes para una boda minimalista

Decoración y estilo

Dentro de un matrimonio minimalista, existen diferentes estilos que se adaptan a él que pueden ir en perfecta sintonía. Un primer camino puede ser el “orgánico minimalista”, donde los protagonistas son elementos verdes y naturales, acompañados de colores como el blanco. Otra opción es el minimalismo moderno, creando juego con figuras geométricas en colores dorados o platinados. El industrial, con una mezcla entre lo urbano y lo rústico, finalmente el romántico, donde se incorporan telas en sublimes caídas y algunos detalles con caligrafía. 

En cuanto al lugar, lo mejor es conseguir salones modernos con grandes espacios, pues se relacionan mejor con todo el concepto. Hay que evitar locaciones rústicas, ya que ese estilo campestre y tosco no concuerda con esta tendencia que es más prolija, moderna e innovadora. No hay que preocuparse si es solo un salón pequeño, una boda minimalista tiene como gran ventaja dar la sensación de ampliar los espacios.

Imagen recuperada de “www.brides.com”

Selección de colores

Si existiese un color que representase la decoración minimalista ese, sin duda, sería el blanco. Por lo tanto, no dudes en tenerlo como primera opción. Al igual que este, los colores crudos son fundamentales en ese tipo de decoraciones. Se pueden combinar estos tonos con un color primario de mayor ‘potencia’ pero neutro, como el rosa, el azul marino o el verde. Otra opción será incorporar esa tonalidad que identifica a los novios como pareja y que sigue la misma línea de elegancia.

 

Elementos sencillos como protagonistas

Se puede escoger un elemento que sea el gran protagonista. Flores, velas, guirnaldas con luces, entre otros. Lo que se quiera, lo importante es que ese sea el elemento que guíe el resto de la decoración y haga la armonía. El minimalismo también consiste en la sencillez de sacarle mayor provecho a un solo concepto. Por eso, es importante seleccionar un detalle que por sí solo pueda crear una atmósfera especial sin ser opacado o saturado por otros que le hagan compañía.

Imagen recuperada de “www.junebugweddings.com”

Total look acorde al estilo del matrimonio

El look nupcial debe ir en sintonía con todo el estilo del matrimonio. Para ello, hay que dejar de lado los vestidos recargados y optar por otros de líneas definidas y en su mayoría rectas. Entre las telas ideales están la seda, el tul, la gasa, etc. ¡Menos es más! Puede tener pequeñas decoraciones sutiles y simples, pero ubicadas dentro de la zona de la cintura. 

Así como el vestido debe ser armonioso, elegante y simple, los demás complementos igual, incluyendo peinado, maquillaje, y zapatos. Para el maquillaje, los tonos claros y naturales contrastarán. Seguro serán los mejores aliados en lugar de usar ojos muy llamativos, ahumados, etc. En cuanto al peinado, la mejor opción será lo natural. Quizá suelto con ondas suaves, recogidos sencillos sin tanta elaboración, o una coleta, lucirán fantásticos. Sea como sea, enfócate en lo natural y olvida lo sobrecargado. 

 

Banquetería minimalista

¿Qué mejor manera de mostrar ese estilo que con platos sencillos pero deliciosos? El menú del matrimonio puede ser ese elemento sorpresa que entregue el minimalismo en su máximo esplendor. Pero no solo se trata de la comida, que se verá perfectamente presentada, sino de cómo estará elaborado todo lo que se refiere al banquete y la decoración del mismo. En ese punto es importante destacar que las mesas, preferiblemente rectangulares, deben contener solo lo necesario, evitar llenarlas de detalles y a su vez, dejar un ambiente sumamente pulcro, delicado y elegante.

La comida minimalista se caracteriza por tener una composición perfecta, casi artística. Se juega con pequeñas cantidades, pero no con ausencia de elementos. Es decir que, con pequeñas cantidades, se logre crear un todo muy completo, estructurado y elegante. Las vajillas deberán ser vanguardistas y grandes, haciendo notar mucho más el estilo del producto.

Imagen recuperada de “www.pinimg.com”

Una boda minimalista no es únicamente una moda o un patrón, la verdad es que va más allá de eso. Se trata de restarle importancia a lo que no lo tiene y de disfrutar de algunas cosas por lo que son, o lo que significan para los novios. Lo principal de todo este proceso es que puedan disfrutar de lo que en realidad tiene importancia: el empezar a vivir juntos para toda la vida. 

Te podría interesar: 5 detalles para ahorrar en el presupuesto de la boda

One Comment

  1. Pingback: Beneficios de Linio Plus que puedes obtener en el Cyber Wow

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *