¿Cabello Grasoso?: Remedios caseros para combatirlo

El exceso de grasa o sebo en el pelo suele ser uno de los problemas más comunes en el cuero cabelludo, y ataca principalmente a mujeres. El cabello grasoso se debe a un aumento en la producción de grasa en las glándulas sebáceas. Afortunadamente, existen algunos tratamientos caseros que pueden revertir esta condición y de esta manera lucir una cabellera mucho más saludable y hermosa.

Existen varias recomendaciones adicionales para tratar con este problema, uno de ellos es lavar el cabello dos veces. Pues en la primera lavada con el champú se eliminarán todos los residuos de grasa y suciedad que se alojan entre las hebras. Con la segunda capa quedará completamente limpio y listo para secar o planchar.

Este problema puede ser causado por muchos factores como son: el estrés, alergia a algunos productos de belleza, alteraciones hormonales o herencia genética. En este sentido, para mejorar se debe evitar el uso de productos adicionales como crema para peinar y enjuagues, pues solo lograrán que se produzca más grasa de lo normal, en cambio usar algún tratamiento casero hará la diferencia.

Tratamientos sencillos para el cabello grasoso:

En principio, uno de los productos que más se usa para el cuidado del cabello es el extracto de sábila o áloe vera. Es especialmente útil cuando el cabello se torna opaco y quebradizo. El áloe se encarga de regular la producción de las glándulas y rehidrata las fibras capilares desde el cuero cabelludo hasta la raíz. Es recomendable aplicar el gel que se encuentra en el interior de la planta, justo 20 minutos antes de lavarse el cabello.

Este tratamiento debe ser aplicado con regularidad, al menos dos veces por semana. A su vez, está ampliamente recomendado para tratar otras afecciones capilares como la caspa y la caída del cabello.

Tratamientos Capilares

Muchos saben que la cerveza es uno de los mejores licores para compartir con amigos y familiares, sin embargo, desconocen las múltiples propiedades que contiene para combatir los efectos del cabello grasoso. Además, se usa para reparar los daños causados por la exposición solar en la playa y por el cloro del agua. Esta conocida bebida fabricada con cebada es un excelente enjuague, pues se usa luego de aplicar suficiente champú y se remueve con agua tibia. 

Por otra parte, la yema de huevo es una opción bastante viable y económica para resolver el problema del cabello grasoso de una vez por todas. Solo se deben batir dos yemas con un toque de limón, esto hará que el cabello quedé brillante, pero sin ningún exceso. Se aplica igual que las mascarillas anteriores y se deja reposar por algunos minutos. Es importante que no se exceda el tiempo a más de media hora, pues los resultados pueden resultar adversos.

Otro de los ingredientes de cocina que pueden ayudar a acabar con este problema es el vinagre, esta sustancia ácida hará que el pelo se torne brillante, sedoso y suave por mucho más tiempo. También está ampliamente recomendado para aquellas personas con cabellos rebeldes o enredados. Se diluye el vinagre con suficiente cantidad de agua y se aplica por espacio de 10 minutos, luego se retira en su totalidad.

Cuidado del Cabello Graso

El té verde tiene muchas propiedades antioxidantes cuando se consume frío o caliente; reduce la inflamación y las afecciones de la piel ¿Cómo no incluirlo en esta lista? pues ayudará a reducir la irritación y por ende a eliminar la capa de grasa. Solo hay que preparar la mezcla y dejarlo reposar, luego de usar el champú habitual se impregna el cabello con el té y no se retira. Seguirá haciendo efecto después de varias horas después del baño.

Un tomate maduro puede ser la solución definitiva a la grasa capilar usando su característica acidez. Se toma el jugo del interior y se mezcla con aproximadamente un vaso de agua, una vez hecho esto, en el cabello seco se aplica el jugo de tomate con ayuda de una brocha o una mota de algodón. Se coloca un gorro de baño y se espera 10 minutos para terminar la aplicación del remedio casero. La ventaja es que el tomate equilibra los niveles de pH presentes en la cabeza y por tanto regula la secreción de sebo.

En este sentido, el bicarbonato de sodio es otro elemento ha considerar, ya que además de nivelar el pH como el caso anterior, previene el mal olor que aparece junto a esta condición. Se integra 1/4 de cucharadita de bicarbonato en medio vaso de agua y se hace una pasta que se coloca sobre el cabello húmedo. Al igual que las preparaciones anteriores se debe aplicar con regularidad, al menos dos veces por semana para que los resultados sean notables en poco tiempo.

Existen varias formas para tratar con este mal, lo importante es actuar lo más rápido posible para que el problema no perdure por más tiempo.

Tal vez te interese¿Cómo prevenir la caída del cabello? Consejos y remedios?

Imágenes:
http://cdn.shopify.com/s/files/1/0818/8965/files/hair_blog27_shopify.jpg?v=1506309332
https://fimgs.net/himg/o.57397.jpg

One Comment

  1. Pingback: Look con cola de caballo: alternativas para el look de cada día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *