Cirugía plástica: un análisis a los procedimientos estéticos

La cirugía plástica no surgió como una alternativa para lucir un rostro más hermoso o una nariz más perfecta. En un principio, fue una práctica que se derivó del arte de curar a las personas que sufrían alguna lesión y debían ser operados para salvar su vida. A lo largo de los años, ha ido evolucionando hasta lo que conocemos hoy en día.

En la historia de esta rama de la medicina se encuentra como fecha crucial el periodo que ocupa la Primera Guerra Mundial, la cual trajo consigo una gran cantidad de personas a las que se le debió reconstruir alguna parte del cuerpo. Aunque la estética no formaba parte del trabajo de los cirujanos de la época, muchos de ellos comenzaron a especializarse en este campo para llevar una mejor calidad de vida a los afectados de este evento.

De esta forma, la cirugía plástica pasa a ser un elemento crucial en la vida de muchos, pero, ¿cuál es el riesgo? El principal problema de las personas que se someten a un procedimiento estético reside en que, de una forma u otra, siempre habrá una cicatriz. Aunque esto parezca paradójico, es una posibilidad. Pero procedimientos más avanzados han permitido a los cirujanos plásticos minimizar este riesgo.

Factores a tener en cuenta para realizar una cirugía plástica

Realizarse una cirugía plástica es una decisión que debe ser meditada a conciencia. Aun y cuando sea necesario realizarla.

Procedimientos de bellezas para rejuvenecer la piel

Procedimientos de bellezas para rejuvenecer la piel

También hay que, tener en cuenta que dependiendo del país, el tipo de cirugía plástica elegida por hombres y mujeres cambia. Según datos obtenidos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, un 86,2% del total de los procedimientos estéticos realizado a nivel mundial se les practica a mujeres, siendo la corrección de nariz, el aumento de senos y la lipoescultura, las más solicitadas.

Si te interesa saber donde es más económico hacerte estos procedimientos puedes entrar al Indice de Precios de Salud y Belleza 2017.

A medida que pasan los años, las mujeres suelen cambiar sus necesidades en cuanto a este tipo de procedimientos. Básicamente, buscan darle un aire más refrescante a su piel; por ello se corrigen los parpados y la papada. Además de realizarse algún procedimiento de lipoescultura para modelar su cuerpo.

Pero, más allá de la vanidad que puede suponer someterse a un procedimiento de belleza, existen personas que realmente recurren a los profesionales del bisturí para corregir alguna imperfección que amenaza con su autoestima o salud. Aunque en años pasados se acostumbraba a sobrellevar estos defectos. Lo más común son operaciones para solucionar las secuelas de algún accidente o por algún defecto de nacimiento.

Correcciones estéticas en niños

Correcciones estéticas en niños

Las personas que suelen tener algún problema físico pueden vivir con ello siempre y cuando no suponga un peligro para la salud.

Procedimientos estéticos poco invasivos

No siempre se debe recurrir a un bisturí para solucionar los problemas. Existen algunos métodos que resultan beneficiosos para el cuerpo. Además, ayudan mucho más a cuidar la salud y lucir saludable en todo momento.

Este tipo de procedimientos tienen la peculiaridad de que permiten una recuperación más rápida que una cirugía plástica. En cuestión de horas, la persona se puede encontrar caminando a casa, o ir a su trabajo al día siguiente.

Los tratamientos más comunes se separan en: tratamientos faciales y tratamientos corporales. Para el rostro, lo más común es usar Botox. Aunque recientemente, se han desarrollado tratamientos de radiofrecuencia multipolar, en donde se produce calor para estimular la cicatrización natural del organismo, ayudando a producir colágenos para la piel. En especial en la zona de los ojos, lo que le otorgará un aspecto más firme y terso. Este tipo de tratamiento se recomienda para personas mayores a los 35 años.

Procedimientos estéticos pocos invasivos

Procedimientos estéticos pocos invasivos

En cambio, para los procedimientos corporales, los masajes reductores siempre se han convertido en las opciones más practicas a las cirugías plásticas. Aunque suele ser más lento, lo cierto es que con varias sesiones ayudan a modelar el cuerpo.

Por otro lado, existen tratamientos corporales que se centran en las zonas adiposas del cuerpo, como en el abdomen, abductores, piernas y papadas. Estos procedimientos logran destruir la grasa por medio de la criolipolisis, el cual es un proceso que induce la destrucción de las células de grasas a medida que se baja la temperatura.

Someterse a una cirugía estética debe ser pensado y meditado cuidadosamente. Además, se debe recurrir a un especialista calificado en estos procedimientos. Revisar sus antecedentes o los de la clínica en la cual trabaja, es un pequeño paso para cuidar la salud de las personas que se decidan operar.

Te puede interesar: Beneficios para el cuerpo y la mente que aporta la música

Imágenes:
https://www.vix.com/es/imj/10869/cosas-a-considerar-antes-de-hacerte-una-cirugia-plastica
http://mujeresymas.cl/cuando-es-recomendable-una-cirugia-plastica-en-los-ninos/
http://www.eluniversal.com.co/cartagena/vida-sana/tratamientos-esteticos-no-invasivos-lo-bueno-y-lo-malo-50791

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *