Baños de vapor para deshacerse de las toxinas del organismo

Cuando se trata de buscar formas para relajarse, los baños de vapor o también llamados baños turcos, son una alternativa que vale la pena tomar en cuenta. Para comenzar, es importante conocer las ventajas que aportará al organismo esta actividad terapéutica.

Muchas personas se rehúsan a someterse a altas temperaturas, pero, lo cierto es que los novatos deben comenzar a usar el vapor una vez a la semana, por lo menos de 5 a 8 minutos para adaptarse al calor. A medida que se utilice con más frecuencia serán evidentes los cambios y el cuerpo se acostumbrará del todo.

Los baños turcos y los saunas cumplen la misma función al estimular las glándulas sudoríparas haciendo que la piel transpire. No obstante, el primero funciona a través del calor húmedo mientras que el segundo se enfoca en transmitir calor seco. La elección entre ambos dependerá de los beneficios que se deseen obtener a largo plazo.

Beneficios de los baños de vapor para la salud

Entre los principales efectos de este baño terapéutico se encuentra la hidratación y la limpieza profunda de los poros de la piel. De esta manera, la suciedad y la grasa serán eliminadas a través de la sudoración.

En segundo lugar, la respiración tiende a mejorar considerablemente luego de las primeras sesiones. Esto se debe a que la humedad se encarga de limpiar todo el sistema respiratorio, tanto los canales nasales como la garganta.

Por lo que, aquellas personas que sufren de alergia o resfriados con frecuencia notarán una diferencia en su sistema inmunológico. Cabe destacar que, los pacientes con asma o enfisema deben consultar con un médico antes de someterse a estas temperaturas tan extremas.

Está comprobado que el baño turco puede mejorar la flexibilidad corporal y, aunque no es muy común encontrar una sala completamente vacía, en la medida de lo posible es aconsejable realizar algunos estiramientos sencillos para que el calor penetre efectivamente en los músculos y los vuelva más maleables.

Beneficios del baño de vapor para la salud

Los baños de vapor son ideales para aquellos pacientes que sufren con frecuencia de ciertas dolencias en las articulaciones, en la espalda y en los hombros a consecuencia del estrés o el agotamiento diario. El calor húmedo que produce la habitación hace que estos músculos se relajen por completo.

Es común que las personas que tienen sobrepeso utilicen este método para acelerar la perdida de calorías y de grasa localizada en ciertas áreas del cuerpo. Por su parte, los atletas o deportistas lo utilizan como una forma de prevenir lesiones comunes después de los entrenamientos intensivos.

Las personas que padecen de insomnio sufren constantemente de ansiedad o cansancio extremo, la calidez del baño turco hace que tanto la mente como el cuerpo se relajen. Por esto, es más sencillo conciliar el sueño en las horas nocturnas, además de despertar con una agradable sensación de bienestar.

Baño turco

Recomendaciones antes de usar el baño turco

Es importante consumir una buena cantidad de agua antes de ingresar a la habitación de vapor, ya que esto evitará que la persona sude en exceso y caiga en un proceso de deshidratación severa. El agua de coco es una buena opción para tomar gracias a que es una bebida deliciosa y mantiene la piel fresca.

Por otra parte, es esencial tomar un baño antes y después del uso del baño turco. Esto es necesario para eliminar del cuerpo las cremas, los aceites o las lociones que obstruyen los poros. El agua fría es la mejor opción para regenerar la piel y permitir que la sangre fluya por los órganos centrales.

Incluso uno de los tips de belleza que se pueden aplicar durante la sesión es usar una mascarilla hidratante para el cuidado del cabello y cubrirlo con un gorro térmico. El calor húmedo del ambiente ayudará a que todos los nutrientes sean absorbidos por el cuero cabelludo, así lucirá más brillante y sedoso.

Otra recomendación es usar un calzado adecuado, esto es porque las zonas donde se ubican los baños de vapor con frecuencia tienen el suelo mojado lo que puede ocasionar accidentes. Una toalla grande también puede ser muy útil para cubrir las partes del cuerpo que no necesiten recibir directamente el calor húmedo.

Puede ser interesante compartir este momento de relajación en compañía de tu pareja, esto hará que el tiempo dentro del baño de vapor sea más llevadero. De igual modo, este acompañante tiene la posibilidad de ayudar en caso de alguna sensación de malestar.

En todo caso, los baños de vapor son para esas personas que desean limpiar su cuerpo por completo de las toxinas que se encuentran en el medio ambiente; a cambio, recibirán una sensación de oxigenación física y mental que les permitirá llevar con más energía las actividades diarias que desempeñan.

Tal vez te interese: Ejercicios de suspensión para tener un cuerpo tonificado

Imágenes:
https//generadoresdevapor.com.mx/wp-content/uploads/2016/01/vapor-casero.jpg
https//www.republica.com/salud-y-tu/wp-content/uploads/sites/22/2016/12/ba–o-de-vapor-sauna-02.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *