¿Cómo debe ser la higiene de tu perro?

Los seres humanos tienen un compromiso al crear la rutina de aseo para su canino, ya que tener un perro limpio, es tener un perro saludable y feliz. La falta de higiene de la mascota supone un riesgo para su salud, por lo que se recomienda asegurarse de sus cuidados básicos desde la etapa de cachorro para evitar contagios e infecciones.

Baño y secado recomendado para perros

higiene de la mascota

A los cachorros no se les puede bañar hasta que no finalice su vacunación y lo indique el veterinario. El pelo del perro se mantiene sano gracias a la secreción del sebo, que lo hidrata y protege de infecciones del medio ambiente. Es por eso que el cuidado no tiene que ser tan frecuente, por lo menos hay que bañarlos una vez al mes con agua a temperatura ambiente y champú especialmente elaborado para el ph de su piel.

Se aconseja tener una actitud positiva que los haga sentir en confianza para que el baño no se convierta en una actividad traumática asociada con miedo, sino que por el contrario, sienta que es un momento agradable de contacto humano, masajes y atención.

Como medida preventiva, se sugiere taponar los oídos del perro para evitar la entrada de agua o jabón, sobre todo si se tiene en cuenta que el interior de las orejas del can son bastante delicadas. Luego de haber bañado al canino, es importante secarlo minuciosamente para evitar resfriados en el animal.

Cepillado

higiene de la mascota

Una vez aseado y tras concluir la tarea del secado, es importante eliminar el pelo muerto, para ello se puede usar un cepillo o peine destinado a tal fin, de esa manera se previene que se enrede con el pelo que no se ha caído o que se expanda por el suelo y enseres de la vivienda.

El cepillado debe realizarse de forma suave, sin incomodar o estresar al perro, de manera que se familiarice. Se puede comenzar por la cabeza, posteriormente la espalda, los laterales, para luego cepillar partes del cuerpo un poco más difíciles como son sus extremidades, es decir las patas y cola.

Los perros de pelo corto deben cepillarse una vez por semana, aunque esta debe aumentar cuando llega la época de muda. Los de pelo largo deberían cepillarse casi a diario, sobre todo para que el pelaje se mantenga en buenas condiciones, desenredado y libre de nudos o bolas.

Limpieza de orejas, ojos y el corte de uñas

Para limpiar las orejas no hay que usar bastones de algodón, ni alcohol o agua oxigenada, ya pueden dañar al animal, sin embargo, existen productos especiales para su limpieza preparados para no alterar la flora bacteriana del oído ni irritar la mucosa que lo recubre internamente.

Se debe contar con la ayuda de un paño humedecido, papel higiénico o productos existentes en el mercado destinados a tal fin, es necesario realizar suavemente esta tarea y en caso de utilizar líquidos, cerciorarse de que no penetren en el canal auditivo. Una vez concluida la limpieza de oídos es importante un buen secado de las orejas del perro para no generar ninguna bacteria.

El corte de uñas es necesario en muchas razas, sobre todo en las medianas y pequeñas, para garantizar un buen apoyo de las patas. Si la uña sobrepasa el nivel de la almohadilla en una vista lateral hay que cortarla. Las primeras veces conviene que lo haga un profesional e indique cómo hacerlo en casa y cuáles instrumentos utilizar.

En el mercado existen cortauñas especiales que facilitan esta labor, es necesario tomar precauciones para que el corte no afecte la parte blanda o viva de la uña, ya que será doloroso y puede ocasionarle una pequeña hemorragia al animal.

Por su parte, la limpieza de los ojos debe realizarse en un lugar seguro para el can con ausencia de ruidos y situaciones que le puedan estresar, utilizando gasas con suero fisiológico. Se comienza limpiando suavemente sus ojos y retirando las lagañas, siempre extremando precauciones para no dañar el globo ocular.

Los ojos de los perros deben limpiarse con más delicadas, no usar gotas sin prescripción veterinaria y tampoco recurrir a los que hayan sido recetados para otros casos. Desechar cualquier gota que lleve más de 15 días abierto.

Higiene bucal y dental

higiene mascota 2

Es necesario mantener una buena higiene bucal del perro, en el mercado existen multiples productos fabricados especialmente para este limpiado, en la medida que reducen el sarro y la placa bacteriana a la vez que refrescan su aliento, con lo que evitan el mal olor que pueda desprender su boca.

Una alternativa es el cepillado dental con pasta de dientes elaborada especialmente para perros, posiblemente algunos mostrarán sensibilidad, incluso no será conveniente pues muestran síntomas de sangrado de encías o inflamación en estos casos, los bocaditos y juguetes especialmente diseñados para la prevención del sarro, gel o spray son los productos más indicados para conservar en buen estado la boca del perros.

Se recomiendan las revisiones periódicas e incluso limpiezas bucales realizadas por el veterinario, ya que ,sin duda, una exploración profesional redunda positivamente en la salud del can.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *