ahorro

El ahorro en la compra de alimentos

Para nadie es un secreto que la recesión económica a nivel mundial ha traído como consecuencia el ajuste en el presupuesto de los consumos de cada hogar y por eso que hoy tenemos para ti una serie de recomendaciones que te serán de mucha utilidad para fomentar el ahorro y darle un mejor uso a tu dinero. Lo primero que debes hacer es organizarte, planificar las comidas de la semana para que sepas qué vas a comprar y en qué cantidades, eso hará que la compra sea más rápida, precisa y evites caer en tentaciones.

Claro está que en el ahorro puede haber cabida para la improvisación porque puede que cuando vayas a realizar la compra haya cambios de última hora, debido a los precios o existencia de los productos, no te preocupes porque puedes remplazarlos por otros. También considera lo siguiente: aquellos productos que uses diariamente en la preparación de tus alimentos como el aceite y la sal, es mejor que lo compres en presentaciones más grandes porque durará más, evitas estar comprando cada tanto e incluso gastar más de lo necesario.

ahorro 3

¿Qué puedo comprar?

Analiza la posibilidad de comprar artículos no perecederos al mayor porque hay almacenes que te ofrecen un mejor precio si llevas mayores cantidades, lo que se traduce en ahorro. Algunos de estos alimento son los congelados, secos, enlatados, artículos para tu higiene y la de tu hogar, entre otros.

Por su parte, los granos son ricos, saludables y una gran fuente de fibra, vitaminas y minerales. Son rendidores y más económico que algunas proteínas, lo mismo sucede con los huevos. En cuento al plátano, la yuca y la papa son productos que alimentan y que funcionan como otras alternativas más económica que la pasta o el arroz, por ejemplo. Son versátiles porque admiten varias formas de preparación como hervidos, a la plancha, al horno o fritos. Una sugerencia es que intercambies estos alimentos entre semana para darle variedad a tu menú, porque es ahorro no es sinónimo de aburrimiento.

Para ahorrar en necesario tomarse un tiempo, buscar y comparar costos de productos en los distintos supermercados para que escojas la mejor oferta del mercado y no pierdas de vista las promociones porque son buenas oportunidades de ahorrar dinero. Ten en cuenta que hay productos de la temporada que se consiguen a mejor precio y que lo importante es lograr un balance entre la buena alimentación y los costos. Recuerda que los precios varían en función de la presentación y las marcas.

 ahorro 2

Otros consejos que favorecen el ahorro

No desperdicies ni malgastes los recursos, tampoco botes la comida que haya sobrado porque en algunos casos se puede refrigerar en contenedores y consumir luego. Hay preparaciones que en vez de comprarlas hechas, las puedes elaborar directamente tu y ahorrar costos. Asimismo, investiga acerca de recetas de bajo costo o que no requieran de muchos ingredientes.

Trata de que tu despensa tenga compartimientos que te permitan ver cada uno de los elementos que tienes a disposición. En el caso del refrigerador trata de ubicarlos de forma estratégica para visualizar mejor y aprovecharlos al máximo evitando comprar productos con los que ya contabas.

ahorro 4

En el caso de los productos que no son duraderos y que pierden su frescura rápidamente, no compres en grandes cantidades si no los va a consumir porque pueden dañarse y necesites botarlos. Si estás comiendo porciones muy generosas, trata de reducirlas -sobre todo las calorías- un poco pero que sientas que quedes conforme y te genere la sensación de saciedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *