rostro perfecto

Aprende a preparar una mascarilla facial casera

Si el cansancio y el estrés han empezado a notarse en la piel de tu rostro, tenemos la solución perfecta para contrarrestar la resequedad, las arrugas y las ojeras.

La familia, el trabajo y los amigos nos tienen cargados de actividades, debido a ello ya no tenemos tiempo para visitar un spa o salón de belleza que nos ayude a relajarnos, y sobre todo cuidar nuestro cutis. Sin embargo, en el hogar también es posible encontrar una solución rápida, sencilla y eficaz a través de las mascarillas.

Mascarillas para todo tipo de piel

Las especialistas en belleza de Linio nos explican que las mascarillas naturales son perfectas para rehidratar el rostro, asimismo existen diferentes opciones de acuerdo al tipo de piel que tengamos (seca, grasa o mixta) y nuestras necesidades. Tomando ello en cuenta escogeremos la mascarilla ideal.

Por ejemplo, tenemos las mascarillas exfoliantes que eliminan las células muertas y las secreciones de la piel, así como también las espinillas de la nariz; en tanto, las más comunes y de mayor uso son las hidratantes, ya que crean una barrera de protección en la piel y favorecen la desaparición de arrugas; y finalmente tenemos las mascarillas renovadoras, que activan la renovación celular.

¿Cómo preparar nuestras mascarillas?

A continuación, las expertas de Linio nos revelan cómo preparar estas mascarillas en casa. A tomar nota:

Para exfoliar la piel: los elementos exfoliantes caseros por excelencia son la miel y las almendras. El primer paso es triturar las almendras hasta que quede un polvo fino. Inmediatamente se mezcla con la miel y se añade una cucharada de zumo de limón. Al terminar la preparación, se aplica al rostro mediante suaves masajes. La mascarilla debe permanecer durante 15 minutos. Luego, se enjuaga con agua tibia y listo, te sentirás increíble.

Para hidratar la piel: si quieres que tu piel luzca más suave no dudes en probar una mascarilla hecha a base de plátano, clara de huevo, dos hojas de menta y una cucharada de miel. Al mezclar todos los ingredientes resultará una pasta de textura espesa. Luego, aplica esta base sobre tu rostro por 15 minutos. Al finalizar retírala con agua templada y toma una buena siesta.

Para un cutis seco o arrugado: para esta mascarilla renovadora solo se usan una yema de huevo y la pulpa de una palta. Debemos mezclar ambos elementos hasta formar una masa. Es recomendable agregarle una cucharada de aceite de oliva. Luego, extiende por toda la cara y deja reposar por una hora. Para finalizar, debemos remover con agua tibia. Esta mascarilla te hará lucir un rostro más fresco y brillante.

Cuidados extra para un rostro sano

Como sabemos, mantener un cutis saludable es todo un trabajo. La piel es un reflejo de tu salud, por ello es importante la limpieza y el cuidado especial del rostro. Como sabemos, existen diferentes productos de belleza que contribuyen a este proceso, y otros que pueden generar un efecto contrario. Por ejemplo, el excesivo uso de maquillaje o la forma incorrecta de aplicarlo puede terminar perjudicando nuestra piel. Para evitar este tipo de problemas es necesario escoger los accesorios ideales y complementarlas con remedios naturales, como las mascarillas caseras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *