hogar gris

Tips caseros para limpiar tus muebles

Si quieres mantener tus muebles como nuevos pero no sabes cómo lograrlo, prueba con estos excelentes tips de conservación a cargo de los especialistas de Linio.

Seguramente has intentado sin éxito limpiar los muebles del hogar con algún producto comercial recomendado en el supermercado. Sucede que muchas soluciones funcionan solo para ciertos tipos de superficies, y al ser mal aplicadas pueden terminar agravando esa mancha que queríamos quitar. Es por ello que te invitamos a probar estar formas sencillas, útiles y caseras para el cuidado de los muebles del hogar. Toma nota de los tips de Linio.

Para muebles resecos

Si pensabas que ese mueble de madera que tanto te gusta ya no volvería a lucir como antes, estás equivocado. La solución para un mueble reseco es sencilla: bate tres claras de huevo y agrégale una cucharada de amoniaco; luego vierte la mezcla en un paño y procede a limpiar sobre la madera; finalmente déjalo reposar por unos minutos y pule con un trapo seco.

Otro método para recuperar el brillo de un mueble es mezclar aceite de oliva con alcohol. Lo genial de esta solución casera es que también funciona para muebles de cocina, ayuda a remover la grasa y cubre algún rasguño existente. Al terminar de usar este preparado, el excedente puede conservarse en un frasco para utilizarlo después.

Para muebles oscuros

Si los muebles de madera que tienes en casa son de tonalidad oscura, como el bambú, cocobolo, o anchico, mezcla en un recipiente pequeño un chorro de vino tinto con aceite. Aplica esta solución sobre la superficie de madera con un paño, y luego agrega glicerina líquida.

Para los muebles barnizados hay otra solución de preparación sencilla. Consiste en combinar el zumo de medio limón con aceite de lavanda y media taza de aceite de oliva. Aplica y luego usa un paño seco para limpiar las zonas resecas o sin brillo.

Para todo tipo de muebles

El siguiente preparado exige un poco más de tiempo pero es muy efectivo. Lo primero que debemos hacer es limpiar las cáscaras de naranja por dentro y por fuera. Luego, cortarlas en trozos delgados y pequeños. Al tener las cáscaras listas, debemos colocarlas en un frasco transparente y echarle una taza y media de vinagre blanco con 2 cucharadas de alcohol. Después de mezclar todos los ingredientes debemos tapar el frasco y dejarlo reposar por dos semanas.

Transcurrido el tiempo estimado procedemos a colar el líquido limpiador para separar las cáscaras de naranja. Cuando ya esté todo listo sumergimos un paño limpio en la solución, escurrimos y aplicamos sobre el mueble sucio usando un paño húmedo.

Los muebles bien cuidados ofrecen una imagen agradable de nuestra casa u oficina. Conservarlos será una tarea mucho más sencilla si aplicas alguno de los consejos y fórmulas eficientes y rápidas de nuestros amigos de Linio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *