Fuera estrés: 5 formas de relajarte en la oficina

¿Sientes que el estrés no te deja desenvolverte en el trabajo? Entonces cambia tu experiencia diaria y aplica algunos tips para relajarte en la oficina.

Mantener el buen ánimo dentro de nuestro centro de trabajo contribuye a un óptimo clima productivo; de esta manera, el pasar de las horas no se vuelve frustrante ni una continua espera del fin de la jornada. Aquí te brindamos algunas estrategias de relajación que podemos aplicar para mejorar nuestro rendimiento profesional y reducir el estrés:

Respira profundamente

Uno de los principales consejos para combatir la tensión es aprender a respirar, ya que el inhalar y exhalar profundamente nos permite relajar la parte del cuerpo que más se tensa: nuestro cerebro. La técnica más simple es inhalar en 4 tiempos y exhalar en 8. Este ejercicio debe repetirse hasta 5 veces, y lo ideal es que se realice cerca de una ventana donde corra aire fresco.

Estira tus extremidades

Nuestras articulaciones nos permiten liberar el estrés. Para relajar el cuello podemos moverlo hacia adelante hasta que el mentón llegue al pecho, y luego hacia atrás de manera suave hasta la espalda. Otra opción es dibujar lentamente círculos con la cabeza, en sentido horario y antihorario. También se recomienda rotar los hombros, las muñecas y sacudir los dedos. Para relajar las piernas es necesario colocarse de pie y estirar por completo la cintura, rodillas y tobillos. Recuerda que una mala posición de columna y hombros hace que la tensión aumente.

Escucha tu música favorita

Todos tenemos una canción que nos relaja y nos pone de buen humor. Reproducir nuestra música favorita hará naturalmente que nos motivemos a seguir con nuestros pendientes laborales. Ten en cuenta que en Internet podemos encontrar reproductores de música gratuitos como YouTube, Spotify, entre otros. Para evitar que tus compañeros de trabajo se sientan incómodos conecta los audífonos a la computadora y escucha tu música a placer.

Libera tu mente

Nuestra mente es la fuente principal de ideas, y a la vez es quien nos recuerda las tareas pendientes dentro de la oficina y fuera de ella. Por ello, es recomendable distraerla cuando tengamos algún bloqueo que nos impida continuar.  Para despejar el foco de atención es recomendable llamar a algún familiar o amigo cercano para conversar cinco minutos. Otra opción es cambiar de ambiente, ir al baño o tomar un vaso de agua y tratar de pensar en algo diferente.

Usa accesorios relajantes

En los últimos años se han vuelto muy populares los accesorios antiestrés, como pelotas de goma que se pueden aplastar, o masajeadores pequeños y portables. Estos accesorios funcionan mejor con las personas que descargan su energía de manera sensitiva. Por ejemplo, al presionar una pelota o usar un masajeador se libera mucha presión de los hombros.

Existen diversas recomendaciones para relajarnos en momentos tensos, la clave está en identificar qué técnicas funcionan mejor con uno mismo y aplicar estos consejos prácticos durante nuestra jornada laboral.

Fuentes: Periodismo.com, Aptitus, Diverrisa, Oficina y bienestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *